Etiquetas malos resultados

Probando Suerte

Probando Suerte

Apostar es una práctica que cada vez se vuelve más frecuente, es fácil encontrarse con un grupo de personas que dediquen parte de su tiempo a esta actividad.

Algo que les brinda esparcimiento, entretenimiento, diversión, interacción con más apostadores, y además con bastantes posibilidades de obtener muy buenos ingresos, aspecto que la convierte en una atractiva práctica.

Así pues, al existir varios objetivos por los cuales efectuar apuestas, uno de ellos es llevarlas a cabo solo por probar suerte, muchas personas lo hacen por esta razón buscando también aumentar su dinero de una manera más “fácil”, pero es una motivación algo riesgosa.

Expertos afirman que apostar en un juego solo por probar suerte puede traer pérdidas de dinero considerables, ya que no tienen en cuenta que existen malas rachas y que muchas de ellas pueden prolongarse por largo tiempo, trayendo muy malos resultados y afectando significativamente el capital.

Es por esto que se les aconseja a todas aquellas personas que tienen éste como objetivo, que tengan un tope máximo de apuestas.

Para que de este modo tengan seguro su dinero y que de ninguna manera sobrepasen este monto para que sus resultados sean más satisfactorios.

Algo que también se debe tener en cuenta es que la suerte es algo impredecible y nunca se sabe cuanto dura exactamente.

Por eso que no se exceda en las apuestas porque así como se puede estar en un buen momento se puede pasar rápidamente a una mala racha, por esto lo importante de decidir el momento oportuno para retirarse de una partida.

autor: Erika 27-06-2010 2 Comentarios

Psicología del Jugador de Apuestas

Psicología del Jugador de Apuestas

Para apostar, hemos de tener en cuenta que existen un gran número de factores que podrán favorecernos o perjudicarnos, por ello debemos cuidar el factor psicológico si tenemos la intención de adentrarnos en este mundillo.

El apostante novato suele incurrir en una serie de errores y que debe aprender a subsanar si pretende sobrevivir como apostante.

El primer error que acostumbra a cometer es la impaciencia. Es posible conseguir una buena racha y ganar algún dinero en un periodo determinado de tiempo, pero más complicado es mantener un rendimiento positivo con el paso del tiempo. No son nada buenas las prisas por lograr un saldo positivo o compensar uno negativo, esto conduce al jugador a realizar apuestas poco razonables que empeorarán su situación.

Sobre todo si el apostante acaba poniendo en juego cantidades de dinero mucho mayores. Si perdemos dinero lo correcto es intentar comprender el motivo por el que tenemos malos resultados, que pueden ser debidos a desconocimiento de la competición, no analizar correctamente el encuentro en cuestión, etc. Es mejor tomarse un periodo de descanso, reflexionar y regresar posteriormente con cuidado.

Otro error que se comete muy frecuentemente es apostar unas cantidades cada vez más elevadas de dinero posteriormente a haber ganado una cantidad importante debido principalmente a la euforia que esto ocasiona. Esto puede acabar en poco tiempo con el dinero que previamente hayamos ganado.

Hay que ser disciplinados en todo momento, tanto en los momentos de ganancias como en los de pérdidas. Todos los apostantes cometen errores, pero deben aprender la lección y tratar de reducirlos al máximo.

Les recomiendo los juegos de casinos y las casas de apuestas.

autor: Mauro 26-12-2009 1 Comentario